#Naturaleza#DanielOtero#FocusArtsImage#. -Entramos al #Verano2019. Y nos alejamos lenta-rapidamente del invierno del mismo año. Se van los meses con la misma rapidez que llegaron. Las circunstancias y las cosas nos cambian, nos moldean lentamente.

Cuando uno hace una foto, no la hace para el presente, sino que la hace para el futuro. Jamás una foto se hizo para el pasado. Todo lo contrario. El artista, trabaja para un futuro, entre otras cosas. Para sí mismo quizas, para sus propios demonios y ángeles que lo habitan. Por eso hacen fotos. Ese es el motivo.

El único y existente motivo.

En #Otoño, las cosas se apagan, el color amarronado se suma al naranja y se mezclan, generando los ocres. Todo se redimensiona y todo se desdibuja. Es bueno hacer fotos en #Otoño, porque aflora el deseo de que el invierno pase pronto y la primavera nos de sus primeros brotes, que son la vida. El #Otoño es subsistir, es seguir amando lo que uno hace bajo el viento, bajo el sol que se esconde y bajo la naturaleza que se camufla, para guardar la clorofila durante algunos meses, y resurgir con fuerza mucho tiempo despues, casi 90 dias o sea tres meses.

Dejo aquí entonces, esta hermosa imagen obtenida en el #Otoño 2014, aún sin saber que venían muchos otoños por delante. Y este poema de Mario Benedetti, que es bellísimo.

 

Aprovechemos el otoño
antes de que el invierno nos escombre
entremos a codazos en la franja del sol
y admiremos a los pájaros que emigran

ahora que calienta el corazón
aunque sea de a ratos y de a poco
pensemos y sintamos todavía
con el viejo cariño que nos queda

aprovechemos el otoño
antes de que el futuro se congele
y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha