#DanielOtero#FocusArtsImage. Generalmente estamos acostumbrados a las tomas de parado, o en pie. O recostados, o sentados. Pero generalmente se usa la lateralidad del cuerpo, ya sea de frente o de espaldas. Recordemos que durante muchisimos años o siglos, los pintores retrataban sus modelos desde una cama, envueltos en lienzos o sabanas, o bien en sillones. Sea de frente o de espaldas (la Maja desnuda) por ejemplo, siempre se tuvo una visión impuesta por la tradición desde siglos.

Una gran ventaja es que, en el siglo XX, se han roto los dogmas. O sea, la construcción social es otra, hay una visión mas generosa y mas depurada. Sin los cánones del renacimiento ni tampoco del romanticismo, lo cual ha permitido construir y deconstruir la imagen. Con un criterio más de avanzada y de libertad, y en esto tienen  que ver las libertades conseguidas desde la revolución francesa en adelante, y conquistadas país por país en latinoamérica, de la cual las naciones fueron émulas.

Es que el cuerpo humano tiene tal elasticidad, que nunca ha sido aprovechado en su totalidad. El sentido de este artículo tiene que ver con una nueva propuesta en la cual, puede apreciarse fielmente el cuerpo en una posición diferente. El desnivel es fundamental en este aspecto, ya que permite que las vértebras y espina dorsal, puedan curvarse de una manera particular.

La propuesta es aprender a ver los cuerpos, de una manera diferente como nos han enseñado los maestros de la pintura. No tiene nada malo apartarse de tales cánones, que no pierden vigencia, pero también, depurar y crear nuevos estilos que nos permitan encontrarnos con la naturalidad que nunca debimos haber perdido.

 

Anuncios