No debe existir dilema más grande para el artista, que el dilucidar ante si mismo, cual es su mejor obra. Hay límites a veces o conjunciones, que se dan entre la escenografia y la modelo, que llevan a grandes planteos filosóficos en la soledad y el aislamiento.

PAULADANIELOTERO

El artista produce su obra. Cumple su cometido. Y hasta puede cumplir con el público. Pero el tema es cumplir con su yo interior, su mandato íntimo de sindicar cual es la obra que produce mayor placer e inhibe sus sentidos.

El verdadero artista es un enamorado del entorno, de los objetos, de los climas y de las personas. No tiene mitos sino que los derriba. No tiene prejuicios sino que los derriba. No tiene adjetivaciones porque no las necesita. En su obra, se combina el sujeto, el predicado y los adverbios. Se enamora de su propia sintaxis sin saber los verbos que lo llevan a esa dinamia permanente de acciones que  es el manantial de la vida y su interior.

Quiero compartir con ustedes este trabajo 2015, de una riqueza inusitada y un valor plástico de gran trascendencia. La batería, las luces, la modelo y muchas cosas mas, le dan al ambiente un toque “under” que lo resignifican, creando una pieza de fuerte impacto que llega y conmueve.

Pero yo todo esto no hubiese podido hacerlo sin Paula. Esa gran persona que puso lo mejor de sí para esta obra.

 

Anuncios